ProLiga manifiesta su preocupación por la sostenibilidad de los clubes de 1ª RFEF

@UE_CostaBrava

Si bien las ayudas de la RFEF se han incrementado para esta temporada, la diferencia entre los ingresos y los gastos obligatorios fijados en las nuevas bases de competición es muchísimo mayor respecto a temporadas anteriores, provocando que bastantes clubes teman por su viabilidad económica.

Estas condiciones de obligado cumplimiento marcadas en las bases de competición, incluyendo entre otros un salario mínimo interprofesional y la presentación de un aval, suponen unos gastos mínimos por Club que pudieran estar cerca de un millón de euros por temporada.

Un equipo de 2ªB percibió unos 140.000€ de ayudas en la Temporada 2019/20 y unos 115.000€ en la Temporada 2020/21, pero las obligaciones eran mucho menores pudiendo ajustar de mejor forma sus gastos.

Como resultado de la reunión celebrada recientemente por la RFEF con los clubes de 1ª RFEF, ProLiga, tras analizar la información compartida, muestra su profunda preocupación por el riesgo existente para la viabilidad de muchos clubes y por ende para la competición.

Si bien las ayudas se han incrementado (unos 365.000 € de media por Club según la propia RFEF), las condiciones de obligado cumplimiento estipuladas en las bases de competición y que han de cumplir los clubes si no quieren ser excluidos suponen unos gastos mínimos aproximados de cerca de un millón de euros cada temporada, además de la presentación del correspondiente aval y la adaptación de sus infraestructuras.

Por tanto, la diferencia entre los ingresos y los gastos (obligatorios) es muchísimo más grande en esta nueva temporada que en temporadas anteriores, provocando que bastantes clubes vean con mucha preocupación su viabilidad económica.

Es importante recordar que un equipo de 2ªB percibió unos 140.000 € de ayudas en la Temporada 2019/20 y unos 115.000 € en la Temporada 2020/21, pero las obligaciones eran mucho menores pudiendo ajustar en consecuencia y de mejor forma sus gastos.

Además de las iniciativas que cada Club debe de poner en marcha para generar sus propios recursos, la RFEF debe de presentar un plan de inversión mayor en la categoría y lanzar iniciativas de innovación para conseguir un producto (1ª RFEF) que tenga mucho más valor en los próximos años, redundando en mayores posibilidades de generar ingresos para los Clubes.

Por último, recordar que ProLiga, como Patronal del fútbol no profesional que engloba a cerca de 250 Clubes y, en defensa del interés mayoritario de sus asociados, se ha dirigido al Consejo Superior de Deportes impugnando las Bases de Competición elaboradas por la RFEF para la temporada 2021/22, sin respuesta hasta la fecha. En dichas bases, se establecen condiciones prácticamente imposibles para muchos clubes no profesionales.

Adicionalmente, ProLiga ha podido comprobar que ninguna de las tres categorías (1ª RFEF, 2ª RFEF y 3ª RFEF) está actualmente reconocida por el Reglamento General de la RFEF.

Comparte esta noticia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email